Barcelona i la Mar

Activitats, formació i noticies al voltant de la realitat del mar

ActivitatsNotíciesOscar Trives

¿Santa Eulalia?

A los aficionados a la náutica más jóvenes el nombre Santa Eulalia les sonará poco. A lo sumo creerán que nos referimos al pailebote propiedad del Museu Marítim de Barcelona, pero no… Fotos: (c) Mercè Bartrès, Fira Barcelona, Internet.

Visto el éxito que los artículos históricos tienen entre nuestros lectores les obsequiaremos con uno más. No nos referiremos al pailebote del museo, ni a la ciudad ibicenca, ni siquiera a la empresa náutica que está radicada en esa población.

El año pasado se celebró el 175 aniversario de la firma Santa Eulalia. En Barcelona, Santa Eulalia es bien conocida como una de las tiendas de referencia en el ámbito de la alta costura y del prêt-à-porter. Pero Santa Eulalia fue, en el tercer cuarto del siglo pasado, la náutica más importante de nuestro país. Las anécdotas que se produjeron en torno a ella no tienen desperdicio.

La andadura comenzó con una tienda de ropa en 1848 y fue creciendo hasta convertirse en unos grandes almacenes. Situados en un lugar donde la tradición indicaba que se produjo el martirio de la santa, allá por el siglo III o IV, la gente llamaba a los almacenes “Santa Eulalia”, de modo que los propietarios acabaron poniendo a su comercio el nombre que le dio el público. La empresa tuvo varias sedes, la principal en el Paseo de Gracia de Barcelona y llegó a tener 750 empleados.

Cuenta la leyenda que, llegada la temporada de verano, uno de los escaparates se decoró con artículos náuticos, entre ellos motores fueraborda. Y sucedió que el público entró a preguntar por los cachivaches esos, en lugar de –o además de- preguntar por la ropa. Fue ese el motivo que inclinó a los propietarios a abrir en 1960 negocio en el sector de la náutica, de la mano de Ricardo Sans Roig, tercera generación de la familia al frente de la empresa. En realidad, los anuncios publicitarios veraniegos de la marca en los años 1930 ya estaban protagonizados por escenas náuticas, con playas y veleros.

El éxito del negocio náutico fue total. Santa Eulalia fue importador o distribuidor, en algún momento de su historia, de Chris Craft, Grand Banks, Italcraft, Fjord, Wauquiez, Hatteras, Trojan, North Wind, Orozco, Gallart, Arcoa, Ducauto, Taylor, Zodiac, Puma, Laraya-Glastron, Fibrester, Swan. Incluso Ferretti. ¿Ferretti? ¿En aquellos años? Sí, señor. Ferretti empezó en 1968 y empezó haciendo motoveleros. Santa Eulalia también vendía accesorios, equipamientos y, por supuesto, ropa náutica.